jueves, 28 de abril de 2011

Manifiesto Egodancer

¿Por qué depender de los estimulos exteriores? ¿Por qué acotar nuestro yo a las fronteras de un cuerpo? ¿Por qué no expandir la personalidad, el yo fuera del yo de suerte que rodee por completo al yo mismo? Y así capas y más capas hasta exterminar al No Yo. Fuera del Mundo.

Empezó con la posibilidad de vivir encerrado en tu propia música. Un reproductor conectado a unos auriculares. Por la calle no podías evitar al No Yo saliéndote al paso; los vehículos, el trasiego de viandantes, los invasivos anuncios de las cafeterías… Pero al sustituir esa banda sonora impuesta por otra a tu imagen y gusto, diste el gran paso… Aprendiste a burlar las reglas de la objetividad. Empezaste a colonizar el No-Yo pintándolo con fragmentos musicales seleccionados por tu mente.

Poco después incorporaste otra pieza más… ¿Por qué depender de un cable para seguir en contacto? ¿Por qué no tener esas voces siempre disponibles en la oreja? Serían como una IA amigable, voces clavadas en tu interior y a las que recurrir cuando el mundo aburre. Estaba bien, muy bien. Un golpe de voluntad y pulsar el botón verde.

Hubo un día que no fue necesario bajar las escaleras para comprar el pan. En lo sucesivo, el pan subiría las escaleras por ti.

Luego vino tu red social. Y pensaste: ¿Por qué limitarse a ser amigo del vecino, del antiguo compañero de trabajo, de una ex que vive en las Canarias? ¿Acaso no se puede querer a una clínica dental, a un organismo público, un huerto solar o una cadena de pizzas? ¿Por qué no hablar con ellos? Sí, dar cabida a los seres inertes en tu mundo interno.

Un Yo autónomo cada vez más grande. Fuerte. A punto de explotar.

Ayer bailabas sólo por la calle.
Egodancer.
Después de todo, los demás no somos más que atrezzo para hacerte feliz.



AVISO IMPORTANTE. Para conseguir el oportuno efecto envolvente MS* deben ejecutar este vídeo Sin Sonido, eh, sin sonido. Por lo demás la banda sonora es de un lamentable, execrecable, aborrecible, detestable, odioso, pesadillesco y deplorable grupo que agradecerán silenciar.

NOTA1: Debo esta entrada a Anónimo Fdo. Ag. Smith, que sugirió la idea inicial de conformar una nueva tribu urbana, los Egodancers, tipos que bailan solos por la calle. En definitiva, si en los próximos días ven a un descerebrado con los cascos puestos y bailando solo calle abajo, entonces este blog empieza a ser una profecía…

1 comentario:

elbuho dijo...

JAJAJA Muy bueno el video. El egodancer no es más que el principio. Pronto veremos tribus urbanas con cascos inalámbricos compartiendo música y montando coreografías.
¿Bailaran balet los pijos por la calle?
Los más radicales quizá atraquen un banco a ritmo del "Just Bad" de Michael Jackson.
Quizá surjan los neoheavys caminando por la calle agitando arriba y abajo la cabeza y haciendo solos de guitarra imaginaria...
Bien pensado, con un poco de suerte saldrán tambien los neopunks soltando patadas en los huevos a los egodancers y acabarán con la nueva moda.
Pero despues surgiran con fuerza los movimientos revivals.... y eso si que puede ser nefasto.
Fdo. Agente Smith