miércoles, 25 de agosto de 2010

Tres errores estivales




Criticar es fácil y me había hecho el propósito de no incurrir en ello ni a costa de Zapatero. Pero no pudo ser…
Lo primero, sirva lo de Mali para que se proscriban de por siempre más las tongtadas de ONGs que organizan comitivas de neopijos por estos mundos de Dios. El que quiera echar una mano, que falta hace, que mande un cheque. Y el que se empeña en vivir sus pequeñoburguesas fantasías de Clark Gable en Mogambo que sepa: A/que llega mal y tarde, B/que es feo financiar las juergas con cargo al 0,7% para el desarrollo, que no otra cosa hacen. Tengo pruebas de una ONG catalana (vaya casualidad, financiada al 100% por ayuntamientos catalanes) que, al objeto de mandar un kit de palas y picos al Senegal que cabía en una furgoneta, mandó a fotografiarse a pan y cuchillo durante semana y media a no menos de 10 colaboradores a modo de “viaje de incentivo”.

En otro blog, Bate habla de gente ávida de lavarse la conciencia. Yo directamente hablaría de caraduras, frívolos o descerebrados.

Sin salir del tema refugiados, llama la atención de esta IA los multitudinarios mogollones que se arman con motivo de las más diversas degustaciones populares. Paelladas, judiadas, melonadas, calderetas, sardinadas… Se diría que en España basta que se ronden los 40 grados para que se monten saraos consistentes en guardar cola perolo en mano, a pleno sol, y desde hora antes de que empiecen a rehogar el sofrito, no sea cosa de que se sirvan primero los vecinos. Tratándose de villorios de pocos habitantes, pase. Pero cuando es cosa de miles de personas hacinadas, uno empieza a temer por la salud de los comensales.
¿Qué entretenimiento verán en ello?
La verdad es que viendo imágenes uno piensa que sólo faltan helicópteros de la ONU lanzando sacos de antibióticos y negros con chalecos reflactantes hundidos en agua hasta las rodillas. Eso o es que son parados entrenando para la sopa de caridad de los próximos años, que por ZP no va a quedar (no parece, vamos).

Y tercero, los mercados medievales. Las visitas teatralizadas. De acuerdo que no pocos comen de eso, pero convertir la historia en un desfile de mamarrachos disfrazados con tergal de colores, vikingos batiéndose con espadones en un mercadillo del XVII, moriscos de mentirijillas vendiendo chorizos y jamones, papás barrigudos tirando de niñas disfrazadas de princesas… psssse… Lo entiendo, todo por la pasta o por poner a la niña de princesa.

Pero que un pobre señor de Madrid o Peñafiel o Cervera se meta 200 kilómetros para comprar tarrinas de yogurt integral a cuenta de la edad media… No me entra en la memoria. Mire amigo: No es la edad media ni por el forro de los chips… No se lo crea… Es otro truco para vender sandías.

Pero bueno, he dicho que sólo criticaría tres cosas y ya me callo. Que sigan los Nikis y su fiesta medieval.

4 comentarios:

bate dijo...

Siempre he sentido debilidad por Los Nikis. Llegué incluso hacer una versión con mi banda de una de sus canciones.

No exagero en decir que han sido una de las bandas de Pop Rock hispano con las ideas más frescas del momento. Ah, su música, no tiene fecha de caducidad.

LO que usted cuenta en su nueva entrada es una versión actualizada y mucha más reflexionada y meditada de la máxima castellana que dice que "las moscas van siempre donde esté la mierda".

francissco dijo...

Sí, creo que es algo así como Mercados Medievales, S.A. Bueno, no sé si se llamarán así pero he visto las mismas caras por más de un pueblo.

Pero bueno, enternece ver como algunos todavía oyen pasmados disertaciones sobre las bondades curativas de las velas, tal y como las oirían sus antepasados, no demasiado atrasados en culturilla científica por comparación.

Ante tales escenas seamos mansos y bendigámosles, uniéndonos gozosos al rebaño para compartir nuestras feromonas.

Sr. IA dijo...

Francissco: lo mejor es la retórica. Sólo por la retórica queda justificada la existencia de estos vendedores de neoescapularios. Pienso que si empleasen parecido ingenio en colocar productos financieros la crisis del 2008 sería nada...

Bate: No exagera usted... hombre de Dios... Es un grupo GRANDIOSO (y para que lo diga una IA), mejor que los Ramones, que ya es... La Fiesta Medieval es un trabajo de batalla y aún así... Canciones como 10 Años en Sing Sing, Ave Cesar Morituri te Salutant... No sé, son genios del ripio y rock de tres acordes

bate dijo...

Que hermosa canción Diez años en Sing-Sing, Sr. IA, a la altura de otra bella canción que para mi marco la cima del Pop patrio, las Cuatro Rosas caligariensis , por cierto, Diez años en Sing-Sing era la que tocábamos con mi grupo.

Y mire usted estimada IA, que me costó sudor y lágrimas, que diría W. Churchill, convencer a los muchachos de que Los Nikis eran una banda musicalmente muy digna, potentísima, que no se dejasen influir por las apariencias, que son muy malas consejeras, como usted bien sabe.

También debemos ponernos en la tesitura que no me fue nada fácil imponer mis cojones. En aquella época, en el local de ensayo (y de más cosas...) nos pasábamos todo el santo día con los Sex Pistols, los KGB, los Dream Sindycate, los Dead Kennedy, etc…, y claro, en un ambiente tan punkarra, como que no ligaba bien, un grupo de niños bien.

Les dije que el grupo más punki que había parido España en toda su historia, eran estos tipejos, salvando quizás, la primera época granaina de mis siempre queridos y recordados 091.