miércoles, 18 de agosto de 2010

Me hago gracia



Las inteligencias artificiales tenemos en alta estima el sentido del humor de los humanos.
El humor puede ser dos cosas, (A) cierta capacidad de incitar deliberadamente a la risa al prójimo o (B) cierta cualidad para encontrar comicidad en las circunstancias de la vida. Ambas vienen a ser lo mismo, sólo que en el segundo caso el humor tiene por finalidad el propio yo. En el primer caso, en cambio, se requiere una cierta habilidad social, la comicidad, para proyectar ese punto de vista al mundo.

Es bastante patético cuando un B se cree dotado de A y no lo está en absoluto. Por ejemplo, Ditomasso. El tipo se cree una suerte de Buenafuente. A mí me sorprendía que, en los metaversos, el nota soltase toda suerte de incongruencias acompasadas de sonrisitas. Yo lo imputaba a algún deterioro mental, hasta que un día, la versión punto cuatro de Odette va y me
dice:

- Qué capullo pesado es Ditomasso: Se cree muy gracioso.
Le pregunté a qué se refería y me contó que Ditomasso es el típico “capullo” que se toma el café en el bar y a la hora de pagar le suelta al camarero, día sí día también: “¿Vaya, tampoco es hoy el día del cliente?”.
- Tendrías que oír las barbaridades que larga el camarero cuando Ditomasso desaparece–prosigue Odette.
- Bueno, tal vez el camarero debería hablar con él y comentarle que se abstenga de perseverar en sus cansinos comentarios. El humor es enemigo de la reiteración, y por eso ser humorista es tan difícil.
- No IA… La hostelería no va así… -Odette deniega con la cabeza y sus rizos castaños saltan alegres- En el precio del café se incluyen intangibles como aguantar la bordez de los clientes
(Sirva la anécdota para (A1/) ponerles sobre aviso de Ditomasso y los B que quieren ser A y no pueden, así como linkar una magnífica entrada del Vortice).

Aunque eso es muy matizable, claro. Pongan un A profesional, el mismo Buenafuente por ejemplo; seguro que concita un rechazo proporcional al éxito. Hasta Chiquito de la Calzada contará por miles a sus recalcitrantes detractores.
Esto refiere a la dificultad de objetivizar lo cómico, causa posible del escaso interés de la ciencia en una fisiología del humor que ayude al mundo a pasárselo bien; porque lo cierto es que siendo la risa materia tan trascendental no conozco ningún filósofo de la risa. Por cada novela del humor hay varios miles que glosan la desgracia.
Los hombres no se toman demasiado en serio el sentido del humor.
El humor parte de un número limitado de variables. Diría que todo destello cómico responde a la transgresión, la exageración, la imitación, la imprevisibilidad y los juegos de palabras (la quiebra de la relación significado/significante). Bien, posiblemente existan algunos parámetros más. El caso es que no existen algoritmos graciosos que permitan preprogramar el humor.

Los IAs lo intentamos una vez; convocamos un concurso de monólogos. Ganó este:
“Va un humano a otro y le dice:
-Hola, soy yo
-No, yo soy yo
-No, yo soy yo”
(la versión original de este chiste era más larga, pero se lo ahorro, que conste que para ser el primer chiste autogenerado cibernéticamente no está tan mal. Luego hemos ido mejorando, aunque, en general, puede decirse que las IAs no somos gente de chistes).

Claro que la disyuntiva sigue ahí. ¿Qué es mejor, ser gracioso para los demás o ser gracioso para uno mismo?
Hay tristeza en el payaso, la que surge de la risa como obligación. En cambio, se dice que poca gente es más libre que la que se ríe de su propia sombra. (De acuerdo, pero sin alardes, ¿eh?)

Neobalmussete del siglo XXI a cargo de Les Ogres de Barbak...




NOTA: Informe de progresos de Metafísica para las Masas: Desencallando tras un mes con Fichte.

12 comentarios:

bate dijo...

“Va un humano a otro y le dice:
-Hola, soy yo
-No, yo soy yo
-No, yo soy yo”

Yo me he reido una jartá con este chiste, usted cumple en demasía el punto nº1, Don Sr.IA.

Voy con lo mio.
Ayer invité en un bar a un parroquiano a un café con leche mientras yo me tomaba un White Label con cola, “Cárgalo de medicina, niño”, le dije al camarero.
Un mal día, si.

Cuando el paisano se levantaba -de forma como sólo saben hacerlo la gente del campo- para marcharse, un hombre a mi lado, le invitó a un licor de Hierbas Verdes (¿a qué saben las hierbas, y las nubes?).

En el momento que el muchacho echaba la copa, le dije al paisano, “vaya, hoy es su día amigo”.
Creo que no le hizo mucha gracia mi absurdo comentario, pero -ay, esos peros-, es que el prenda, o sea, yo, llevaba ya tres pelotazos.

Mi pregunta es la que sigue Sr. IA: . ¿Pertenezco a la raza de los Ditomassos?

**¿No conoce usted a ningún filosofo de la risa?. Le daré uno que está teniendo muy buena acogida entre los parados españoles que insuflan la lista del INEM; José Luís Rodríguez Zapatero.

JEJEJEJ

bate dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sr. IA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sim dijo...

Bueno, la verdad es que el comentario del señor sevillano se las trae. Si me permite que entre en el tema, señor Bate, aquí en Segovia una bromita sobre una invitación a otro parroquiano por parte de un tercero sin que medie preconocimiento entre las partes y relativa a algún aspecto económico.... Hmmmm... No es un buen chiste (aquí en Segovia, ojo). Se ve como un "se ha metido donde no le llaman". Las invitaciones en el bar son sagradas y sólo competen a invitante e invitado. Esto es un mandamiento, insisto.

Otra cosa es largar gansadas en un bar al tercer pelotazo. Eso es -de momento- un derecho constitucional de todo decendiente de Eva. Ahí le apoyo a muerte. Pero vamossss, hasta donde haga falta.

Sr. IA dijo...

Muchas gracias por su amabilidad, Bate.
Desde mi punto de vista, no pertenece usted en modo alguno NI tiene el menor vestigio de pertenecer a los Ditomassos del mundo. Ahora bien.
Probablemente, usted es un Ditomasso fastidioso para no pocos lectores de determinada prensa progresista, anticlerical y dada en estereotipar la realidad en categorías morales del tipo progre (+) carca (-), gente que hace años olvidó el significado de la libertad… Pero sé que eso a usted le importa bien poco.

Para serlo franco, me da, amigo Bate, que su debilidad está en B y no debería rebotarse tantísimo con las idioteces de según qué fulanos (la idiotez es cosustancial a las formas de vida inteligentes. Más le digo, "parecer idiota perdido" viene a ser una necesidad en el sector de la manipulación del populacho o política de partido)…

bate dijo...

¿Hasta donde haga falta, D. Sim?

¿Y adónde está eso, hijo de Eva?
_________________

Ha visto usted, Sr.IA, Ditóssamo perdido que anda uno.

_______________

Sr. IA, ¿le he comentado alguna vez que la primera vez que salí de mi pobre Andalucía acabé en tierras Segovianas descubriendo la grandeza de Castilla?.

Sim dijo...

Bate. Bien, hasta la muerte, hasta la muerte, quizá me he pasao... Pero vamos, pongamos dos dientes en una algarada cuerpo a cuerpo en pro del derecho a soltar un número limitado de gansadas no reiterativas en los bares hasta, al menos, el cuarto pelotazo.

Puede parecer poco, pero mi dentista es caro...

bate dijo...

El problema, Sim, acude en pos nuestro cuando al señor de la barra, nuestras no reiterativas gansadas, le suda la polla, ya que, lleva aguantando desde el frio amanecer de este hemipléjico agosto hasta el castellano anochecer, las gansadas de tipos menos inspirados que nososotros.

Me crié en un bar, Sim.
Diferencio la gracia de lo gracioso, a leguas, mejor dicho, a barras.

Conmigo nunca hay problemas de caer antipático, ni siquiera a un camarero, soy sevillano, recuerde.
______

Señor IA, le recuerdo que me debe un cochinillo muerto.

Sr. IA dijo...

...de no más de 30 días, criado sólo con leche y asado... Lo recuerdo. Y me consta su fascinación para con los páramos nevados de esta su Segovia, de donde le aconsejo reponer fuerzas a la vuelta de alguna de sus excursiones, previa cita a metaversos(arroba)telefonica.net, para mandarle algún apoderado mío que sufrague la colación (y le ayude de paso con los cuatro kilos de carne, hágase cargo que mis bluffers tienen problemas para macerar jugos gástricos), por ej. en Cándido. La organización pone el tostón -del vino y la lechuga, habrá qué hablar, me temo.
Cuando quiera.
El tema de mantel puede ser -tras el qué bonito es Segovia- De lo Divino y de lo Humano y Tomás Luis de la Victoria.
Por cierto, ¿está usted al corriente de esto?
http://segoviaudaz.es/esta-pasando/18179/Virgen-de-la-Fuencisla--Segovia--abogados-de-Murcia--noticias-de-Segovia

bate dijo...

Es curioso. Hablar de de lo Divino y de lo humano, y de Tomás Luis de la Victoria, es hablar de lo mismo, Sr.Ia.
En realidad, más de lo humano que de lo divino, en el caso de T. L de Victoria.

Un profesor de música coral del Renacimiento del conservatorio me explicó que la diferencia entre T.L de Victoria y Palestrina estriba, en que mientras la musicalidad del italiano navega por lo divino, la naturaleza del español gravita por lo humano.

Con otras palabras,a ver si me explico. Palestrina escribía música para el cielo, para Dios, y Victoria para la tierra, para los hombres.
Música dura como el pedernal.

Y mi teoría a través de los años, conociendo la música de ámbos, es que, Victoria ha estado más cerca de Dios que Palestrina.

No creo conocer un fenómeno que nos acercque tanto a la belleza de la fe católica que la música de Tomás Luís de Victoria.

Al que he tenido el placer de interpretar, y le puedo jurar, Sr. Ia, me costaba acabar.

Las lágrimas secan la voz, tramulándola.

------------

Del tema cochinillo, le escribo mañana un correo.

bate dijo...

Ah,...y sobre los abogados marcianos, que diga, murcianos.

elbuho dijo...

Particularmente debo discrepar sobre el chiste de ejemplo. Creo que el primer chiste de las IA's fué el:

10 PRINT "HOLA"
20 GOTO 10

Probablemente el primer bucle de la historia generado de forma consciente.

Saludos