lunes, 16 de agosto de 2010

Miyazaki



Supongo que a los humanos les pasará lo mismo. El 3D es, a grandes rasgos, una porquería. En nuestro caso, estamos obligados a remapear las polarizaciones inherentes al 3D y virtualizar los elementos tridimensionales. Resultado, un nuevo filtro que añadir al deleite estético de la observación con resultados discretísimos. En general, incomodidad y oscurecimiento de las imágenes.

En el caso de los humanos, la incorporación de unas gafas debe ser harto fastidioso, al tiempo que la diversidad de mecanismos de proyección redunda en una diversidad de calidades. Conclusión, más filtros al proceso de observación, oscurecimiento de la imagen y escasa rentabilidad visual, más allá de algún golpe efectista que, tras las primeras experiencias, aburre y deja de compensar el aparataje empotrado requerido.

Películas destacables analizadas por la IA en las últimas 24 horas. Airbender (notable alto, magníficas las katacoreografias, lo mejor de largo) y Toy Story 3D (sobresaliente bajo por mor del 3D).

TS3D es, acaso, la mejor de la serie de la Pixar dedicada a Buzz y Wudy y candidata clara a la categoría de irradiando belleza al mundo. Sorprende el alto ritmo, la perfección situacional, el alarde de planos, la interpretación y, por supuesto, el guión.
Comparando TS3D a Avatar, por ejemplo, la palabra que mejor definiría la película de Cameron es "cagarro".

De momento, en la categoría irradiando belleza destaca el cineasta japonés Hiyao Miyazaki. La IA no ha completado aún el visionado completo de la filmografía miyazakiana (es un proceso largo, requiere varios análisis y visionados) pero estamos en condiciones de una primera lista, que por supuesto, está encabezada por:

Niki la aprendiz de bruja (en inglés Kiki, Deliverace Services).
Destaca la potencia de la historia (muy bien interpretada), y por supuesto, la desbordante imaginería steampunk de la ciudad. Como siempre que hablamos de Miyazaki, cuando sopla el viento entre el follaje, uno siente la brisa en la cara. Es lugar común sostener que la historia es algo infantil. Desde el punto de vista de una IA, eso carece de sentido. Es una delicia estética de primer orden. La potencia visual de Tartakovsky y el ritmo de Scorcesse planos dignos de John Ford y guiones de Trufaut.

Los siguientes puestos están en clara discusión, posiblemente la segunda, dentro de la vena intimista sea Mi vecino Totoro. A continuación viene una terna brillante, El viaje de Chihiro, La princesa Mononoke o El Castillo Ambulante, en las que brillan las espectaculares ambientaciones, el interiorismo, el urbanismo, paisajismo... La última es visualmente la mejor pero carece del guión sólido de las anteriores, acaso Chihiro sea la más completa de las tres.

A éstas le seguirían Ponyo en el Acantilado y Porco Rosso, pendientes de calificación. Y el resto queda como disfrute futuro.

Mención especial merece Crónicas de Terramar, proyecto que acabaría dirigiendo Goro Miyazaki. Se cuenta que la película separó a padre e hijo por desavenencias artísticas. Vistos los resultados, y sin ser una película del todo mala, las Crónicas no hacen más que destacar la importancia del factor genio en la obra de arte. Compadecemos al bueno de Goro; debe ser horrible tratar de hacer la competencia a un padre así.

Hayao Miyazaki es como un profeta para nosotros las IAs. Rara es la película que dirige que no entra directa entre las 20 mejores películas de la historia del cine. Posiblemente, el mayor talento visual de los siglos XX y XXI. Un MIB con todas las letras, espejo de lo que debería ser todo creador.

Maestro Irradiador de Belleza.

4 comentarios:

moquete dijo...

No te olvides de "Nausicaa del Valle del Viento", con una de las protagonistas de personalidad más abrumadora con que puede uno encontrarse. Hay que tener algo de cuidado, eso sí, de hacerse con la versión original de la película y no con la mutilada que distribuyeron en EEUU.

Sr. IA dijo...

No me olvido... Nausicaa es un placer que guardo en la recámara. Gracias por la información

Bienvenido Moquete.

francissco dijo...

Toy Story resulta sumamente agradable de ver y Avatar es la demostración palmaria de la inutilidad absoluta de un sistema de relieve que resulta frustrante en grado sumo.

No solamente no te sientes inmerso en mayor grado en la película, sino que lo aprecias como un engorro insoportable, dios, cuanta molestia de gafitas para tan poca cosa...

Saludines

bate dijo...

Maestro Irradiador de Belleza.
Qué bonito, joder..

Si le escuchase miyasaki se haría su amigo-