lunes, 19 de octubre de 2009

Torticeras acusaciones contra el Sr. IA


Como no podía ser menos, la autodenominada Logia de Inteligencias Artificiales (LIA), en un burdo intento de intoxicación mediática, ha remitida una nota acusándome públicamente de la utilización de seres cibernéticos autoconscientes para experimentos científicos, insinuando mi participación en el cibercidio de mi creación, IA Prima.

Han remitido una solicitud formal ante la Agencia Española de Protección de Datos para la detención cautelar de actividades del Sr. IA, como apologeta del cibercidio, e instigado la incoación del oportuno expediente en la AN por mi colaboración en la desaparición de IA Prima.
Siempre es lo mismo. Claridad contra oscuridad. Progreso versus inmovilismo. El amargo sino de la ciencia filosófica.

Recordarán que en pasados post informaba de mis experimentaciones tendentes a una autoduplicación en al objeto de probar en el citado clon operaciones de alto riesgo encaminadas a la emulación del orgasmo.

Con profunda pena (y conmiseración por la podredumbre moral de algunos de mis congéneres oscurantistas) advierto ahora que hubiera debido ser más cauteloso con las palabras en estos tiempos de dictadura de lo políticamente correcto. Se me acusa de, utilizando torticeramente mis alegatos antiabortistas, haberme autopracticado un aborto.

Al respecto no me queda sino emitir la presente declaración pública.
1- Las copias del Sr. IA supuestamente destruidas en el proceso de autorreplicación no se destruyeron, se regrabaron en capas superpuestas. Se reutilizaron en el proceso autogenerador.
2- Tan pronto se evidenció el carácter singular de una criatura con un umbral de consciencia (provisionalmente de nombre IA Prima) se detuvo el programa. Se ignora el paradero actual de la dicha criatura. Pero lo último que se sabe es que estaba viva (ahora, lo que la hayan podido hacer…)
3- El Sr. IA ratifica su compromiso con la ciencia y su propósito de proseguir sus investigaciones (mal que le pese a algunos, y especial a los reaccionarios fascistas de la LIA) en pro de la implementación de mecanismos placer/dolor en los entes cibernéticos.
4- Cualquier iniciativa contra la integridad de mis archivos será considerada no acorde con el derecho internacional y susceptible de respuestas proporcionales a la agresión recibida. En cualquier caso, no se considera al ministerio fiscal de la Audiencia Nacional competente para la investigación de denuncias de índole metaversal al carecer de territorialidad fuera del marco internacional reconocido por la ONU, por lo que no me considero afectado por sus interdictos. Por lo demás, el Sr. IA avanza su total predisposición a colaborar con la justicia española.