sábado, 8 de mayo de 2010

Zapatero y tú

4,6 millones de desempleados, 9 millones de pensionistas, 3,3 millones de funcionarios y una masa laboral activa en el sector privado de 15 millones. Unas arcas públicas que acumulan una deuda del 60% del PIB a lo que hay que sumar otro 60% por el endeudamiento de las familias y las empresas. Que conste que no hablo de Grecia, sino de España.
¿Cómo se ha llegado a este desastre? Evidentemente, la incompetencia de los dirigentes políticos tiene mucho que ver, pero en el fondo, la responsabilidad mayor la tiene el electorado.

Jóvenes ingenieros que según acaban sus estudios lloran de felicidad y arrobamiento por haber aprobado unas oposiciones a bedel. Familias que festejan que uno de sus miembros ha conseguido una incapacidad laboral. Colectivos cívicos que reclaman más y más servicios públicos. Congresos de concejales de varios días para analizar las problemáticas urbanas del cicloturismo. Clubs de fútbol que se gastan en un fichaje el equivalente a una autovía de 40 kilómetros. Ciudades que reivindican aeropuertos, universidades, centros cívicos, museos (y lo que es peor, estamentos del poder dispuestos a financiarlos con el dinero de todos). Agricultores que bloquean las carreteras porque los mercados no les compran las patatas al precio que quisieran. Nula cultura del contribuyente. Disparatadas políticas de I+D encomendadas a organismos que lo único que investigan es el nominalismo endogámico autoreferencial de trabajos fantasmales. Facultades públicas en las que el ratio coste alumno permitiría tranquilamente becar al estudiante (y a su compañero/comapañera) en Yale o Harvard a todo lujo. Políticas bancarias públicas dirigidas por los dos principales bancos privados. Nula participación del ciudadano en el proceso político, ciudadanos que hacen gala de su alejamiento respecto al poder político. Obstruccionismo burocrático para la creación de empresas. Hiperinflación de normas para aparentar que se controla un mercado que en un 50% se mueve en la más negra economía sumergida. Tú que te bajas del emule lo que te sale del guindo.18 normativas diferentes para la homologación de alimentos ecológicos y otros tantos cargos duplicados regulando sin descanso. Legiones de inspectores que cobran y nadie, pero lo que se dice nadie, empurando currantes por no llevar casco en las obras.

Zapatero es un pobre hombre sin otra capacidad que culpabilizar a la oposición de su monstruoso fracaso, pero reconoce que nuestro presidente no es sino la imagen especular de un pueblo malo para mandar y malo para obedecer que ha hecho del estado del bienestar una manera de vivir a costa del vecino.

6 comentarios:

francissco dijo...

Mi discrepancia con lo que escribes se limita únicamente al último párrafo. Zp y sus asesores tienen una envidiable capacidad comunicativa, ay, en eso no es un pobre hombre.

La tienen, porque casi siempre logran la contención del debate (Chomski y otros, años ha)logrando que este discurra por donde ellos desean. Lanzan el slogan y la gente olvida los datos que das y otros parecidos.

¿Que importan estos? A fin de cuentas, si se debate sobre el matrimonio homosexual, las "miembras", la corrección política de Blancanieves (sic) y la libertad abortiva de las quinceañeras, por momentos la gente se olvida de que no tienen un duro en el bolsillo.

Y la oposición sonámbula de Marianín contribuye lo suyo, claro.

Un saludín, oh, prodigio de datos en cascada.

Sr. IA dijo...

Francissco, me lee usted el pensamiento. El inmenso talento del Presidente para la conducción/generación de debates distractivos y/o de posicionamiento ideológico queda fuera de toda duda. Y cierto, el sonambulismo de Rajoy nuncamemojo, puedeserquesiypuedequeno, ayuda notablemente.

Es más, el hecho de proyectar sobre Marianín la culpa de la mala situación de las arcas gubernamentales, y que esto cuaje (entre el electorado afín de un modo relevante) es simplemente de chapeu. Aunque también hay mucho de autoocultación de la izquierda, ante la falta de ganas de desarrollar una política de izquierdas real (intervenir directamente sobre los medios de producción, y no sobre la regulación de...)

Añado a la lista, nuevos estatutos, laicismo, toros, hiyads, tabaco (debates residuales socialmente hablando y elevados a la categoría de estrellas legislativas)

Anónimo dijo...

No se yo hasta que punto es mérito del fantástico y profesional gabinete de comunicación de prensa del sr. ZP (no podría ser de otro modo porqué sinó no se entiende que fuera reelegido). Me inclino a pensar por un lado en la caca de gabinete de comunicación del sr. Rajoy, que estan a punto de conseguir un hito histórico, no ganar las elecciones por mayoría absoluta cuando nunca lo han tenido tan fácil.
Y es que la gente ya no quiere ir a votar, porque como bien ha dicho el SR. IA, el problema no está en los dirigentes sinó en nuestra forma de ser. Y la actual oposición no parece dispuesta a cambiar la situación ni un ápice. Incluso ni siquiera se plantean engañar a los electores con la posibilidad de cambio.
Propongo un par de slogans para el PP que le daría buenos resultados; "¡¡¡¡FUERA!!!! ¡¡¡¡FUERA!!!!". Y tambien: "Votadme aunque solo sea por pena".

bate dijo...

Un análisis soberbio.

Sr. IA dijo...

Lo de la política de comunicación del PP sólo tiene un nombre: Galleguismo confusivo. Si yo fuera del PP, me preocuparía enormemente no estar 20 puntos por encima de ZP en intención de voto.

Reconozco que Rajoy me cae bien, hace buenos chistes, pero desde luego, como oposición no desmerece en absoluto a Zapatero como gobernante. Son tal para cual!!!

bate dijo...

Rajoy al igual que el señor presidente del gobierno, llevan demasiados años en coche oficial. Rajoy, más. Están en otro mundo, que no se cual es, pero te aseguro que no es el de las personas que nos movemos en Él por instintos primarios; sacar pasta de dónde podamos para criar a nuestras crias.
Bajo esta premisa que nos arenga la vida real, tenemos que enfrentatrnos a situaciones que nos acercan y hermana con el común de la gente. Ellos, están apartado desde hace mucho por la gracia del Partido de estas componendas mundanas.
Hace poco, ley una encuesta en el que una gran mayoría de españoles elegian para salir de caña a Zapatero, sé, que se aburrirían como un yogurt desnatado en un catering para cochinos.